Pera de tamaño pequeño, destaca por sus tono amarillo, verdoso y rojizo. Cuenta con una piel fina y crujiente con un interior jugoso y refrescante. Es una fruta rica en agua, fibra, contiene vitaminas del grupo B y C, ácido fólico y minerales, como magnesio, fósforo, calcio y potasio.