Fruta tropical con forma de pera, piel dura y oscura. Su pulpa es cremosa, de color verde o amarillo pálido, con un sabor que recuerda a la avellana. Se caracteriza por su alto contenido en vitaminas y minerales, tal como vitamina C y D y vitaminas de los grupos A, C, D, K y B así como Magnesio y Potasio. Además, es una fruta rica en fibra y ácido oleico.