Pera de tamaño medio, de color amarillo sobre fondo verde, y con zonas rojizas. Su carne es blanca, tersa, muy jugosa, con un sabor dulce. Por su abundante agua y su escaso aporte calórico, junto con su notable contenido en fibra y potasio, resulta idónea en dietas depurativas.