Cebolla con piel roja púrpura, y carne blanca con matices rojizos. Tiene un sabor suave a dulce. Está compuesta de grandes cantidades de nutrientes como calcio, vitaminas A, B, C y E, fibras, fósforo, magnesio, zinc, entre muchos otros, aparte de ser ricas en flavonoides, antocianinas y quercetina.